Detox post-vacaciones… Hábito desintoxicantes

Detox post-vacaciones… Hábito desintoxicantes

Hablamos con la nutricionista Concepción Maximiano Alonso para saber qué puntos debemos respetar para recuperar el cuerpo…

Aumenta el consumo de hortalizas y verduras: en el almuerzo y en la cena. Cocinadas y crudas, en forma de panaché, ensalada o como acompañamiento de la proteína. Tienen potasio y fibra, algo básico en un plan detox.

Para incorporarlas a tu dieta piensa los menús empezando por ellas, y que las proteínas de la carne o el pescado sean solo la guarnición: ensaladas sin límite para la imaginación, asadas en el horno, al vapor, en cremas o gazpachos…

Las legumbres, fuente de proteínas vegetales de calidad, pueden ser la base de tus ensaladas.
Haz cinco comidas: es muy, muy importante cumplir este punto, siempre y cuando sepas que la comida más importante del día es el desayuno y que las cenas deben ser ligeras. ¿Nuestra recomendación? En el desayuno puedes hacerte un tazón de copos de avena con leche vegetal y un plato de fruta variada. A media mañana, haz un parón para tomar un yogur desnatado con una barrita de cereales integrales. A la hora de la comida, apuesta por una menestra de verduras con salmón a la plancha, tres dedos de pan integral y un kiwi. A media tarde, tómate una infusión con fiambre de pavo; y, para cenar, una ensalada de espinaca fresca con tomate, pimiento asado, pepino y cebolla (un chorrito de aceite de oliva y vinagre de vino para aliñar), lomo de cerdo a la plancha, tres dedos de pan integral y una pera.

Pásate a un tipo de cocina saludable: al vapor, al horno, a la plancha y con el wok.

Sustituye o completa alguna cena por licuados y zumos: así aumentarás el consumo de alimentos muy recomendables como frutas, hortalizas y verduras. ¿Sabías que un zumo de verduras prensadas en frío puede llegar a aportarte los nutrientes de un kilo de vegetales? Eso sí, siempre como algo puntual, como complemento.

Llévate al trabajo un tupper sano: intenta comer como si lo hicieras en casa. Verduras cocinadas o en ensalada, pasta integral, arroz con verdura… E intentar hacer las carnes y pescados con salsas ligeras (bajas en grasa) para que no se queden secas al recalentar. Sobre todo, llévate la media mañana y merienda para evitar la tentación de ir a las máquinas de vending o cafeterías acabar picando calorías vacías.

Bebe suficiente mucho: y no solo agua, sino tisanas, zumos naturales (sin abusar, recuerda que el azúcar de los zumos es más perjudicial que el que aporta tomar la fruta entera), caldos… En ocasiones crees que tienes hambre cuando, en realidad, tienes sed. Cuando el cuerpo está en los niveles óptimos de hidratación es más fácil adelgazar. Las toxinas se eliminan con más facilidad y nos aporta las dosis necesarias de minerales.

Proponte un plan de ejercicio físico que sigas de forma habitual: mientras las piscinas sigan abiertas, intenta nadar. Aprovecha el buen tiempo para ir en bicicleta, salir a caminar, patinar… ¡Cualquier ejercicio aeróbico te ayudará a volver a sentirte bien!

Esto en un estrato de un artículo compartido por Grazia.com, si deseas leerlo completo visita el link: www.grazia.es/belleza/postvacaciones-8-habitos-desintoxicantes

¿Por qué nos dan calambres por la noche?

¿Por qué nos dan calambres por la noche?

Razones por la cual te dan calambres en las piernas por la noche:

Los calambres musculares afectan a personas de ambos sexos y ocurren en mayor medida en la noche.

Se trata de contracciones musculares benignas y dolorosas también llamadas “calambres en reposo”. Tanto dedos como pantorrilla son a menudo los más afectados.

Los calambres pueden durar entre 30 segundos y 10 minutos y luego desaparecer de manera intempestiva, aunque la sensación de incomodidad puede persistir durante horas.

Si aparece un calambre cada tanto, no es grave; pero si se multiplican o el dolor persiste durante mucho tiempo, debemos tomarlo como un signo de alarma. En este caso, es importante consultar con un profesional, para descartar una insuficiencia venosa o un posible reuma incipiente.

Las causas de los calambres son difíciles de determinar, pero los profesionales de la salud identificaron ciertos factores de riesgo comunes entre las personas que las padecen:

  • Embarazo
  • Edad
  • Actividad física intensa
  • Dieta alimentaria desequilibrada (escaso aporte de sales minerales y fibras)
  • Escasa ingesta de agua
  • Permanecer sentado en una sola posición durante mucho tiempo
  • Exceso de esfuerzo de los músculos de las piernas
  • Algunas condiciones médicas como el alcoholismo, el mal de Parkinson, tener pie plano o ser diabético

¿Cómo aliviar los calambres?

Algunos ejercicios de estiramientos de los músculos afectados, así como los masajes, pueden ayudar a calmar los dolores asociados a los calambres:

  • Ejercicio de estiramiento en caso de calambre en las pantorrillas
  • Sentado, la pierna estirada y el pie hacia arriba. El ejercicio consiste en tomarse el extremo del pie con las manos y estirar hacia el cuerpo extendiendo la pierna del calambre
  • Ejercicio de estiramiento en caso de calambre en el pie
  • Sentado, extiende los dedos para aliviar el dolor
  • Acostarse de espalda y estirar la pierna bien recta hacia el cuerpo
  • Sostener la posición unos 10 segundos.

Si quieres seguir leyendo este artículo, revisa la fuete directamente en el links: saludable.guru/salud-calambres-por-la-noche