Quieres empezar a correr

Quieres empezar a correr

Empezara correr desde Cero

Empezar a correr es una gran forma de mejorar tu salud, ponerte en forma y sentirte mejor por dentro y por fuera. Cuando tienes el hábito, correr se convierte en un momento increíble reservado únicamente para ti, es una actividad que te ayuda a relajarte, a pensar y a superarte a ti mismo una y otra vez, lo que significa que es un entrenamiento físico y mental.

El problema es que la mayoría no sabe cómo dar el primer paso para empezar a correr. La buena noticia es que tengo una guía especialmente para ti que estás empezando a correr desde cero. Y si tú ya has intentado correr antes pero te faltó motivación para continuar, estoy segura de que esta guía inteligente puede convertirse en una nueva oportunidad definitiva para correr una vez más sin fallar.

Si ya estás listo para unirte a este fabuloso mundo del running, sigue leyendo. Te entiendo. Lo has intentado muchas veces y aunque sabes que hacer ejercicio es el hábito más valioso que puedes tener en tu vida, por alguna razón no logras continuar o empezar.

Cualquier forma de movimiento es buena para ti, pero dentro de las muchas opciones que existen, correr ha sido la opción predilecta de muchas personas en todo el mundo.

Correr también te ayuda a trabajar con tus propias debilidades y luchar contra tus pensamientos limitantes, pues en la práctica aprendes a negociar con tu mente perezosa para empujarte a terminar la ruta o para hacer el último tramo a toda velocidad.

Cuando sales a correr de forma constante tu autoestima mejora, lo que te regala una dosis extra de confianza y motivación para lograr otro tipo de metas (incluso no relacionadas con el ejercicio).

En otras palabras, empezar a correr te ayuda a entrenar tu cuerpo y tu mente, es decir, a construir una mente de atleta.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que empezar a correr desde cero (y crear el hábito) es un proceso. Piensa en esto: los músculos de tus piernas requieren de un tiempo para fortalecerse, así como tu corazón y tus pulmones. La buena noticia es que te sorprenderá todo lo que tu cuerpo es capaz de lograr.

Fuente: Tania Sanz

Si deseas leer todo el artículo visita: www.habitualmente.com/empezar-a-correr/