Trabajando desde casa: la nueva realidad que llegó para quedarse

Trabajando desde casa: la nueva realidad que llegó para quedarse

Las madres que tenemos hijos pequeños, sabemos el desafío que significa compaginar los diferentes roles que desarrollamos junto al de la maternidad.

Nuestros niños requieren un tiempo y dedicación especial desde sus primeros días de vida y nosotras los vamos conociendo, además de acostumbramos a ese rol de ser madres, incluso cuando ya no somos primerizas, porque ser mamá de uno no es lo mismo que de dos o de tres.

Por esto, la opción de teletrabajar es muy atractiva al permitirnos estar en casa, mantenernos activas profesionalmente laborando para una organización o de forma independiente, cuidando de nuestros hijos y familia.

La nueva realidad de la pandemia por Covid19 le ha demostrado al mercado laboral, algo que las madres ya sabíamos y nos había sido tan difícil de demostrar: podemos seguir siendo productivas y alcanzar los objetivos que nos proponen nuestros jefes o clientes.

Ahora la casa se ha convertido en un colegio, una oficina y sigue siendo el hogar. Esto nos ha impulsado a adaptarnos, adoptando nuevas rutinas sabiendo que el teletrabajo en medio de la cuarentena no es igual, estamos transitando en medio de la incertidumbre y angustia, con un entorno complejo, donde tenemos que distribuir nuestro tiempo y recursos con los integrantes de la familia, que ahora comparten con todo el día con nosotras la cotidianidad.

Por ello, es relevante definir el espacio donde nos dedicaremos a trabajar, establecernos un horario enfocadas en producir por objetivos y sabiendo que va a existir flexibilidad, por los cambiante del proceso que estamos manejando, valorando lo que vayamos logrando por sencillo o pequeños que sea.

Es importante que dentro de los desafíos que estamos afrontando, podamos considerar que el trabajo desde casa que siempre hemos querido tener, aun cuando presenta ciertas dificultades es una oportunidad para desarrollarlo y afianzarlo.

Lislet Núñez

modaymama@gmail.com

@modaymama

 

¿Cómo transcurre la cuarentena en tu cotidianidad?

¿Cómo transcurre la cuarentena en tu cotidianidad?

Afrontando nuevos cambios

Tenemos ya varias semanas dentro de nuestros hogares y en retrospectiva se han ido presentando diferentes cambios cada día, no sólo por lo que acontece sobre los avances de la pandemia fuera de los hogares, también frente a las adaptaciones que debemos incorporar a nuestras rutinas en casa, especialmente cuando las compartimos con en familia.

Las madres con niños, hemos asumido sus cuidados diarios (y nocturnos cuando son pequeños) como siempre, adicional al pedagógico,que no sólo se traduce en apoyarles para hacer sus asignaciones escolares, también nos ha tocado convertirnos en sus docentes y ayudarles con su proceso de aprendizaje a distancia.

Algunas madres trabajamos desde casa, tratando de concentrarnos en medio de atender a los niños, seguir con los quehaceres, compartir los espacios con la pareja… rindiendo cuentas con los jefes y definiendo estrategias de acción con los compañeros de trabajo. Otras dependiendo de sus profesiones u oficios, deben prepararse cada mañana para salir como si van a una batalla, guardando todas las medidas preventivas para evitar el contagio del coronavirus.

Si bien se presentan muchos cambios, algunas personas pueden sentirse como inactivas, que todo se ha paralizado y aturdidas con lo que sucede, saturadas de información desde diferentes flanco y con nuevas preocupaciones que antes no manejábamos, algunas tan inverosímiles como poder ir a hacer la compra al mercado, llevando tapabocas, gel antibaterial, guantes protectores y guardando una distancia por lo menos de 2 metros con cualquier persona alrededor.

Cada persona va asimilando lo que sucede, a su ritmo y bajo sus propias condiciones, lo cual es necesario respetar, apoyando incluso a la distancia a familiares o seres queridos que no podemos ver, por la cuarentena.

Las madres tenemos muchas inquietudes asociadas a la incertidumbre, frente a temas de salud, economía, empleo… Sabiendo que cada noche hacemos un recuentro de lo logrado y otro de lo que quedó por hacer. Lo importante, es ser pacientes y empáticas con nosotras mismas, ninguna estaba preparada, así que se vale la fórmula del ensayo y error, acompañada de la buena intención y las ganas de hacer lo mejor posible, en cada uno de los roles que desempeñamos.

Lislet Núñez

@modaymama