Un cambio de look refresca incluso nuestros pensamientos….

Un cambio de look refresca incluso nuestros pensamientos….

Vernos diferentes nos motiva a fijarnos en los demás aspectos de nuestro estilo, mezclar nuevas prendas y colores.

Es posible incorporar cambios paulatinos o hacerlo drásticamente, para los del último tipo es genial si cuentas con la asesoría de una persona especialista en estilismo, especialmente si decides innovar con un corte de cabello o de coloración.

Lo importante es que esa acción de cambiar sea por nosotras mismas, porque nos llena y emociona, no tiene sentido hacerlo para complacer a otros. Podemos inspirarnos en otras personas sin tener que imitar al ciento por ciento su estilo o seguir una tendencia por el mero hecho que es lo que todas usan, sin considerar qué nos queda bien o se vincula con la esencia que tenemos y deseamos proyectar.

Se dice que hay ciertos cánones de belleza que indican que dependiendo de la edad va el largo de la melena. Si bien a medida que vamos envejeciendo se modifica la composición del cabello, como pasa con la piel y en general con todo nuestro cuerpo. Creo que depende de cada mujer elegir el estilo que desea mantener, porque vemos mujeres mayores con melenas que les lucen muy bien, es cuestión de personalidad.

No hace falta iniciar el año o cumplir años para atrevernos a cambiar de look. Recientemente cambie de corte y color de cabello, tenía poco más de 10 años sin llevar este estilo, aun así me encanta porque es versátil y en verdad, pienso que me hacía falta algo diferente. Tendemos a acostumbrarnos a lo seguro y conocido, salir de la zona de confort también se vale.

Espero estas líneas sirvan, para animarte si lo que quieres es cambiar.

 

Lislet Núñez.

modaymama@gmail.com

¿Me puedo teñir el cabello en el embarazo?

¿Me puedo teñir el cabello en el embarazo?

Sobre los cuidados en materia de belleza en los meses de espera se han dicho infinidad de cosas (no todas ciertas), pero quizá la que más comentarios despierta se refiere a los riesgos por teñirse el cabello durante el embarazo.

Al respecto hay opiniones encontradas, pues así como algunos expertos afirman que no existen razones médicas para prohibir el uso de tintes capilares en el embarazo, otros advierten sobre posibles reacciones negativas a la coloración capilar por efecto de las hormonas e incluso, destacan el peligro de irritación en el cuero cabelludo.

La oposición de algunos se debe a que ciertos tintes que se usaban en el pasado contenían una sustancia (formalina) que afectaba al bebé en formación. Sin embargo, las fórmulas de los productos de coloración capilar actuales son muy diferentes, lo que ha sido benéfico para mujeres en general, ya que el cabello sufre daños menores con la aplicación de estos químicos.

¿Tintes para embarazadas afectan al bebé?

Si bien se sabe que teñirse el cabello durante el embarazo no afecta al bebé, la mayoría de médicos sugieren, como simple precaución, evitar el uso de tintes capilares durante el primer trimestre de gestación, periodo en el que se forman los órganos vitales, cabeza, cuerpo y extremidades del bebé.

Algunos ginecólogos se muestran más cuidadosos y recomiendan revisar la etiqueta del tinte, a fin de evitar los que contienen acetato de plomo en su fórmula, ya que se trata de un compuesto que podría ser peligroso para el cerebro y sistema nervioso del feto.

La misma sugerencia se hace a las gestantes para que eviten contacto durante el primer trimestre de embarazo con los líquidos para permanente, ya que suelen formularse con soluciones químicas que podrían afectar al bebé.

Embarazo y belleza: alternativas seguras

Si lo que se recomienda médicamente es evitar los colorantes que contengan compuestos químicos que puedan ser tóxicos, sobre todo en el primer trimestre de embarazo, la opción son los llamados tintes temporales, hechos a base de pigmentos naturales.

Una vez aplicados, estos tintes se depositan en la superficie del cabello, lo cual determina su corta duración en la melena (resisten de 6 a 8 sesiones de lavado con shampoo y no cubren las canas). Cabe agregar que estos tintes se formulan a base de pigmentos denominados directos, es decir, actúan superficialmente sobre la cutícula o cubierta capilar, sin penetrarla.

Dentro del grupo de tintes temporales también se encuentran aquellos con los que se consigue modificar drásticamente el look, se trata de los denominados «de fantasía», «crazy colors» o «colores extremos», cuya gama comprende tonos azul, morado, verde, rosa, rojo, amarillo, plata y violeta, entre otros. Sin embargo, antes de aplicarlos es necesario decolorar la melena con productos que no son recomendables durante los primeros tres meses de gestación.

Una opción más es el uso de henna, pigmento vegetal que desde hace más de cinco mil años ha demostrado ser eficaz para teñir la melena; entre las ventajas que este producto ofrece frente a otros productos de coloración capilar es que no genera reacciones alérgicas o secundarias; además, penetra con facilidad en el cabello, gracias a que sus moléculas tienen afinidad con la queratina, que es una proteína componente de éste.

En la actualidad la henna es mezclada con diversas sustancias químicas para que se mantenga en buen estado y se obtenga siempre coloración uniforme; cabe destacar que debe contemplarse sólo para oscurecer la melena y nunca para aclararla.

Asimismo, por ningún motivo se debe aplicar henna simultáneamente con otros tintes comunes, ya que ello genera reacciones químicas que pueden decolorar desagradablemente la cabellera.

Ahora que, si el ginecólogo te recomienda no teñir el cabello durante el embarazo puedes optar por mousse o spray de color para «maquillar» temporalmente la melena, pues ambos productos se retiran después del shampoo.

Toma en cuenta que si optas por tintes capilares caseros, debes utilizar guantes y pintarte en una habitación bien ventilada, pues el embarazo aumenta la sensibilidad de la mujer a los olores y debes verificar antes si tu sentido del olfato tolerará los químicos. Además, recuerda realizar previamente la prueba de sensibilidad a la coloración que recomiendan los fabricantes.

Fuente de contenido: Saludymedicinas.com.mx